Gratinado, una técnica sencilla para tus comidas | La Buena®

Aprende a preparar un gratinado fácil y delicioso

Aprende a preparar un gratinado fácil y delicioso

Una capa dorada y crocante, esa textura única de la lasaña de tu mamá. ¿Recuerdas? Esa delicia se llama gratinado. Aprende cómo hacerlo y agrégales más sabor a tus comidas especiales con esta sencilla técnica.

 

¡A gratinar!

 

Gratinar no es complicado. Por lo general se usan salsas y quesos semigrasos para obtener esa capa crocante. Aquí te presentamos algunos consejos que te serán útiles para aplicar esta técnica.

Hacer gratinado requiere su técnica y nosotros te la enseñamos

¿Qué puedo utilizar?

Margarina, salsa bechamel y queso es todo lo que necesitas para lograr un excelente resultado . Agrégale pan rallado para una textura más crujiente. Una buena margarina para cocinar es importante, que no se queme y le dé más cremosidad y sabor al gratinado. La Buena® es una excelente opción.

Si quieres lograr el gratinado perfecto, lo ideal es usar un queso graso para que se derrita muy bien. Algunas sugerencias son mozzarella, parmesano y doble crema.

Para la salsa bechamel, mezcla 3 cucharadas de margarina, 3 cucharadas de harina y 2 tazas de leche. Revuelve todo en una cacerola a fuego bajo hasta que espese, añade sal al gusto ¡y listo!

 

¿Cómo gratinar?

Si tienes horno, ¡úsalo! Eso te ayudará a hacer que el calor le llegue desde arriba al alimento[1]. Para lograr una buena cocción, pon atención a estos tips:

  • Si tu horno de gas tiene la función grill, actívala. Hará que el calor se concentre en la parte de arriba y así logrará el resultado esperado. Si no, pon la comida en la parte baja del horno y usa cocción lenta.
  • En los últimos 5 minutos de cocción en tu horno eléctrico, enciende la resistencia de la parte superior y acerca el recipiente. Usa las rejillas que vienen con el horno.
  • ¿Sin horno? Usa una olla o cacerola con tapa y realiza la cocción a fuego muy lento para que el queso pueda derretirse.

 

Dos recetas deliciosas

 

Si quieres iniciarte en la técnica del gratinado, aquí tienes dos recetas fáciles. Con ellas podrás experimentar y te lucirás con tus comidas especiales.

 

Gratinado de tomate y queso

Toma un recipiente para horno y esparce margarina en el fondo. Pon una capa de rodajas de tomates maduros, esparce un poco de salsa bechamel y luego una capa de queso. Repite esto hasta que llenes el recipiente y finaliza con otra capa de queso. Esparce 3 cucharadas de pan rallado y lleva al horno durante 30 minutos.

 

Pastas con pollo gratinadas

¿Te sobraron pastas de ayer? ¡Prueba esto! En una cucharada de margarina derretida, frita trozos de jamón y un ajo machacado. Cuando el ajo esté dorado, agrega las pastas, otra cucharada de margarina y un chorrito de leche. Para terminar, mezcla bien todo.

Bate un huevo, media taza de crema de leche y media taza de queso rallado. Agrega las pastas, la mezcla de huevo y una lata de verduras picadas a un recipiente para horno. Espolvorea queso parmesano rallado por encima y lleva al horno por 20 minutos.

Por último, ¿sabías que cocinar al horno tus comidas es más saludable?

Ahora que sabes los secretos para un gratinado perfecto, aprovecha tu horno al máximo y prepara platos deliciosos.

REFERENCIAS:

REFERENCIAS.

[1] Asociación de Chefs del Ecuador (2018).

 

BIBLIOGRAFÍA.

– Asociación de Chefs del Ecuador (2018). Guía de Técnicas Culinarias. Chefs.ec. Recuperado de https://chefs.ec/publicaciones/guia-de-tecnicas-culinarias/

– Bravo Rivera, JX. (2016). Utilización de la nuez de fruta de pan (artocarpus heterophyllus) en elaboraciones gastronómicas 2014. Escuela Superior Politécnica de Chimborazo. Riobamba. Recuperado de http://dspace.espoch.edu.ec/handle/123456789/11175