Almuerzos caseros: Recetas deliciosas para toda la familia | La Buena®

Almuerzos caseros: una tendencia que se toma la cocina

Almuerzos caseros: una tendencia que se toma la cocina

La cocina ha evolucionado y los almuerzos hechos en casa entrañables, que eran preparados por nuestras madres y abuelas, hoy son tendencia. Así lo confirman algunos expertos en el tema del arte culinario cuando dicen que recordar a través del gusto es considerado un privilegio, pues cada vez está más alejada la posibilidad de lograrlo a través del sabor (Portafolio, 2016).

Los cambios han sido muchos y se han visto impulsados por los procesos, la venta de los alimentos y la tecnología. El estilo de vida de todos nosotros ha cambiado, siendo sus principales causas el corre corre y la falta de tiempo. De ahí la inclinación por apreciar más los almuerzos de casa y por rescatar, difundir y darles un giro a estas recetas caseras que antes tardaban un poco más de tiempo en lograrse (CCB, 2017).

Por eso, no es extraño ver restaurantes que ofrecen almuerzos caseros con sazón de la abuela, pues existe la necesidad de continuar con un tipo de alimentación que, más allá de considerarse equilibrada, hace parte de una cultura a la que estamos aferrados. Sin embargo, la preparación de estos almuerzos no significa procesos extensos y cocciones de horas.

Actualmente, se trata de hacer una receta fácil y sin estrés que, manteniendo la sazón, abandere la idea de la practicidad de quienes se acercan al fogón para cocinarle a la familia. Por ahora seguiremos viviendo en un mundo que funciona bajo presión, pero de nosotros dependerá complicarnos en el intento, renunciar recurriendo a las comidas rápidas, a domicilios o cocinar deliciosos almuerzos en casa.

Así que, si cuentas con unos minutos libres e ingredientes frescos, podrás seguir el paso a paso de estas deliciosas recetas. Todas ellas fueron pensadas para rendir un pequeño homenaje a esos platos exquisitos que, si alguna vez te descrestaron, hoy por hoy continuarán despertando los sentidos de quienes pondrán a prueba tu sazón en la mesa.

Pollo sudado: uno de esos almuerzos caseros por excelencia

Es una de las recetas más fáciles y rápidas de almuerzos que, por facilidad y tradición, cocinan las madres y abuelas. Lo mejor de esta preparación es que no necesitas ensuciar nada más que una olla. ¿Estás lista? Para cuatro porciones necesitas:

  • 4 perniles de pollo sin piel
  • 30 g de margarina La Buena®
  • ¼ de cebolla picada
  • 1 tomate picado en cubos
  • ½ pimentón rojo picado en cubos
  • 2 tazas de agua
  • 4 papas partidas en cubos
  • 1 cubo de caldo de pollo
  • 1 ramita de tomillo
  • 2 hojas de laurel
  • 1 cucharada de harina de trigo

 

Preparación:

  1. En una olla, pon a derretir la margarina La Buena® y sella el pollo.
  2. Añade la cebolla, el tomate y el pimentón picados. Después agrega el laurel, el tomillo, el cubo de caldo de pollo y el agua. Recuerda que cuando utilizamos un cubo de caldo de pollo, no requerimos usar sal en las comidas.
  3. Toma de la preparación medio pocillo de caldo y resérvalo.
  4. Cuando todo hierva, añade la papa y tapa la olla hasta que el pollo llegue a su punto de cocción final y la papa esté blandita.
  5. Para que la salsa espese, agrega la harina a medio pocillo de caldo frío que reservaste y vierte el líquido en la olla con el pollo, poco a poco, hasta obtener el espesor deseado. Deja cocinar por 5 minutos adicionales, sirve y disfruta.

Arroz con pollo: una receta fácil y rápida

Es uno de esos almuerzos caseros de la cocina cotidiana. Su preparación es sencilla y no ensuciarás todas las ollas para lograrlo. Recomendamos acompañarlo con la ensalada de tu gusto para lograr un mejor equilibrio y, si estás rompiendo la dieta, con unas papas a la francesa. Para cuatro porciones necesitas:

Para el caldo

  • 1 pechuga de pollo
  • 1 cubo de pollo
  • ¼ de cebolla picada
  • 1 tomate picado
  • ½ pimentón picado
  • 3 tazas de agua
  • 30 g de margarina La Buena®
  • 1 pizca de pimienta

 

Para el arroz

  • 2 tazas de arroz
  • 5 g de alverjas frescas
  • 1 cucharada de curry
  • 1 cucharadita de color

 

Preparación:

  1. En una olla pon a derretir la margarina La Buena®. Añade el tomate, la cebolla y el pimentón picados.
  2. Agrega la pechuga, las tazas de agua, el cubo de pollo y la pimienta.
  3. Cuando veas que el pollo ya se encuentra cocinado, apaga el fogón y reserva tres tazas de caldo.
  4. Una vez frío, desmenuza el pollo y reserva. Te recomendamos hacerlo cuando esté frío para que no te quemes las manos.
  5. Vierte tres pocillos de caldo en una olla junto con los dos pocillos de arroz previamente lavado, el curry y el color. A partir de este momento iniciarás la cocción del arroz y verás cómo este queda pintado gracias a las especias que añadiste.
  6. Adiciona las alverjas frescas y las verduras de tu preferencia y deja cocinar hasta que reduzca el líquido. Si, por ejemplo, añades zanahoria, debes verificar que después de unos minutos en el fogón su textura sea blandita. Con esto verificas que ya está totalmente cocinada.
  7. Una vez cocinado el arroz con las verduras, agrega el pollo desmenuzado y revuelve.
  8. Sirve y disfruta con tus amigos o tu familia. Seguro los sorprenderás.

Goulash: del mundo para Colombia

Si bien es un platillo común en los almuerzos de los colombianos, es originario de Europa del Este (Wikipedia, 2020). Se recomienda que este plato sea acompañado de una ensalada al gusto (preferiblemente con rúgula) y unas rodajas de pan. Para cuatro porciones necesitas:

  • 500 g de lomo de res
  • 30 g de margarina La Buena®
  • 1 copa de vino tinto seco
  • 1 cucharada de harina de trigo
  • 3 tazas de agua
  • 1 cubo de res
  • 1 pizca de pimienta

 

Preparación:

  1. En una olla pon a derretir la margarina La Buena®.
  2. Sella el lomo en la olla. Añade el agua, el cubo de res y una pizca de pimienta. Recuerda que usar cubo de res implica no agregar sal a tus preparaciones. Cuando la carne esté cocinada, toma medio pocillo de caldo y reserva hasta dejar enfriar.
  3. En el caldo reservado disuelve la cucharada de harina y adiciónala a la mezcla poco a poco hasta obtener el espesor deseado.
  4. Finalmente, agrega la copa de vino tinto seco y deja cocinar durante 4 minutos.
  5. Emplata y acompáñalo de unas rodajas de pan. Verás lo delicioso y sabroso que queda.

 

Cuando se trata de almuerzos caseros, la experiencia hace al maestro. Así que recuerda: el tiempo que dediques a las preparaciones que haces para tu familia no es solo la inversión perfecta para alimentarlos adecuadamente, sino también la mejor forma de mantener la tradición sin esclavizarse en la cocina.

REFERENCIAS:

BIBLIOGRAFÍA.

Lo mejor es que combinar los vegetales en preparaciones así puede ayudarte a que tus hijos los consuman sin problemas.