Guiso colombiano: secretos de una receta que enamora | La Buena®

Guiso colombiano: claves de una receta fascinante

Guiso colombiano: claves de una receta fascinante

El guiso colombiano tradicional recibe el nombre de hogao. Es uno de los representantes del sabor en muchas de nuestras recetas. El hogao es un guiso muy popular porque puede comerse con arepas, patacones, yuca frita y otras preparaciones más elaboradas como pollo, carne e incluso pescado (Stern, 2020).

Es la base de gran cantidad de platos. Por lo que aprender a realizarlo te abrirá un panorama enorme de posibilidades (Stern, 2020b). ¿Quieres saber más sobre este guiso? ¡Descubre los secretos para preparar el más delicioso!

Un poco de historia 

Guiso colombiano: ¡prepara esta deliciosa tradición!

Esta receta ha sido definida por algunos chefs como la salsa madre colombiana debido a su versatilidad y usos en comidas especiales (Puro sabor criollo, 2019).

El guiso colombiano tiene su origen en el sofrito español, el cual se realiza con ajo, cebolla y pimentón. Llegó a América en la época de la colonia, pero en estas tierras se le agregó el tomate como ingrediente estrella. Esta fue una decisión de los esclavos, quienes experimentaban sin saberlo muchos trucos de cocina que conservamos hasta el día de hoy (Puro sabor criollo, 2019b).

A lo largo y ancho del territorio colombiano recibe distintos nombres. Por ejemplo, en Cundinamarca y Boyacá se le llama también chorriado (Puro sabor criollo, 2019c).

Ingredientes a tu alcance

Aprender a cocinar hogao o guiso es sencillo. Empecemos tomando en cuenta los deliciosos ingredientes:

  • ¼ de taza de caldo o leche.
  • 3 cucharadas de Margarina La Buena®.
  • 1 taza de cebolla larga picada.
  • ¼  de cucharada de sal.
  • 2 tazas de tomates frescos picados.
  • 1 diente de ajo picado.
  • ¼  de cucharada de pimienta molida.
  • 1 cucharadita de comino molido.
  • ½ taza de queso campesino rallado (Stern, 2020c).

Preparación: ¡fácil y práctica! 

Para iniciar con nuestra preparación, lo primero que debemos hacer es picar los ingredientes, para lo cual utilizaremos técnicas de cortes básicos de cocina. Picamos la cebolla y el tomate en cuadritos pequeños (Stern, 2020d).

Seguidamente ponemos en el sartén la margarina La Buena® a fuego medio, de modo que no se queme. Luego agregamos la cebolla al sartén y removemos con una cuchara de madera, dejando sofreír. A esta preparación le añadimos el tomate y el resto de los condimentos: la sal, la pimienta y el ajo (Guía de la cocina, s.f).

Para que el guiso colombiano quede delicioso, debemos añadirle el caldo  o la leche. Mezclamos todos los ingredientes, verificamos el sabor y dejamos cocinar durante ocho minutos más (Dinho, s.f).

Claves y consejos secretos

Para darle un sabor extra, podemos añadirle queso. Si vamos a usarlo en sopas u otras recetas más elaboradas, no hace falta (Stern, 2020e).

El guiso colombiano también puede implementarse como un dip de pimentón para acompañar patacones o papas chorreadas. Algunos amantes de la gastronomía colombiana incluso lo usan para acompañar papas fritas. También ayuda a darle sabor a frijoles, lentejas, estofados, entre otros. Puedes servirlo caliente, o también frío como salsa complementaria (Guía de la cocina, s.fb).

El guiso colombiano es una receta fácil y tradicional muy útil a la hora de realizar las más variadas preparaciones. Es una joya de la gastronomía colombiana que deleitará el paladar de tu familia en cualquier ocasión: ¡atrévete a prepararla y regala sabor a tus seres queridos!